Inicio / Tecnología / Indra: Europa está pasando del análisis a la parálisis en ciberseguridad

Indra: Europa está pasando del análisis a la parálisis en ciberseguridad

Europa se está quedando atrás en materia de ciberseguridad; está pasando “del análisis a la parálisis” a la hora de establecer prioridades y estrategias en esta materia, según el presidente de Indra, Javier Monzón.

 

Recurso de archivo de http://www.lafototeca.com de la Agencia EFE

Recurso de archivo de la Agencia EFE

El directivo ha explicado hoy en un desayuno organizado por la Confederación Española de Directivos Ejecutivos que Europa está “un paso por detrás” de otros actores internacionales en ciberseguridad y ha instado a la UE a definir una estrategia común sobre los ámbitos críticos que han de ser protegidos, quién ha de protegerlos y con qué tecnología, algo que ya hacen otros países.

Monzón ha destacado que la creciente digitalización de todos los ámbitos vitales transforma el concepto de seguridad existente hasta ahora y crea un mundo con muchas más vulnerabilidades, riesgos nuevos y ataques más numerosos, sofisticados y de procedencia diversa.

Antes, ha apuntado, la seguridad se refería a entornos específicos y ahora pasa por proteger los datos, estén donde estén, por lo que su magnitud se ha multiplicado y su implementación es muy compleja.

Monzón ha recordado que la OTAN ya considera la ciberdelincuencia como una amenaza ante la que podría intervenir.

El directivo ha reconocido que la ciberseguridad requerirá que los gobiernos y empresas sean “selectivos” a la hora de proteger sus objetivos: “No vamos a poder proteger todo”, ha dicho.

En ese sentido, ha afirmado que el riesgo existente nunca va a poder ser completamente “prevenido ni neutralizado”, pero espera que se den “saltos espectaculares” en unos años.

Para asumir ese reto, Monzón considera necesaria una “gobernanza global” que genere sistemas de defensa también global.

El presidente de Indra ha asegurado que la demanda de ciberseguridad crece a un ritmo muy alto, por lo que es una “oportunidad relevante” que España debería aprovechar.

Monzón ha criticado que España ha sido históricamente incapaz de crear un núcleo de empresas de base tecnológica, que las compañías no tecnológicas han sido lentas en la adopción de los avances y que la intensidad innovadora de la economía española es muy baja por su poca base industrial y tecnológica y por su reducido número de empresas globales.

Según el directivo, el sector de la defensa es “un generador” de base tecnológica con efecto positivo para el país y ha incidido en que si un estado quiere tener relevancia internacional ha de implicarse en la solución de los problemas de gobernanza internacional.

En otro orden, el presidente de Indra ha destacado que el sistema educativo español tiene un “handicap”, el haber renunciado “a formar élites”, algo presente en las escuelas de negocio pero “una asignatura pendiente en las universidades”.

Monzón ha sostenido que la formación en conocimientos es buena en España, sin embargo hay una “carencia grande” en habilidades, por lo que ha instado a la universidad a “ser más abierta y penetrable a la realidad” que la rodea para ser conseguir ser más productiva.

Por último, ha destacado que pese la percepción que la sociedad española tiene del emprendimiento ha mejorado, detecta un rechazo hacia las empresas y los empresarios, como si no estuvieran “en sintonía con lo que la sociedad busca”.

Monzón ha reconocido que los empresarios tienen que “hacer las cosas mejor”, aceptar que se les examine y enjuicie, convencer a la sociedad de que de que sin empresarios no hay modernidad, empleo ni estado del bienestar. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…