Inicio / Tecnología / Inocentadas 2.0

Inocentadas 2.0

Las bromas de toda la vida, que protagonizan el Día de los Inocentes, también tienen su versión digital en las aplicaciones para el teléfono móvil: muchos pasarán hoy un buen rato a costa de personas con cierta dosis de ingenuidad, sobre todo cuando éstas no son muy duchas en el manejo del smartphone.

mobincube
En el estricto universo de Apple, donde la personalización de los iPhone o iPad está tan limitada, las aplicaciones que simulen un teléfono roto o un bicho caminando por la pantalla no tienen cabida. Cierto es que cuando la víctima de la inocentada recibe un susto con su teléfono móvil en las manos la integridad del terminal podría ponerse en riesgo. No obstante, si somos –como la mayoría- usuarios de teléfonos o tabletas con sistema operativo Android podemos divertirnos tomando el pelo a los amigos y familiares con estas sencillas aplicaciones.

Sonidos incómodos: ¿Recuerdan ese cojín que se situaba en el asiento para que simulase el sonido de una ventosidad cuando alguien se sentaba sobre él? Existen decenas de aplicaciones con sonidos de flatulencias de toda índole y condición para meter en un compromiso a alguien. Basta con poner la palabra “pedo” o “sonidos de broma” en Google Play para descargar Apps que realicen esa función. Algunas incorporan sonidos de cristales todos, disparos o sirenas. Sólo la imaginación pone el límite.

Bichos en la pantalla: El equivalente a la mítica broma del bicho de goma que se podía meter en un vaso o dejarlo en la cocina o el baño. Las aplicaciones “Cucarachas en broma”, “Lagarto en broma” o “Araña en el teléfono” provocan que por la pantalla del terminal desfile alguno de estos animales con un aspecto bastante realista. A primera vista, cualquier persona pensará que un ser vivo, más o menos repugnante según gustos, camina sobre el teléfono. Sí, el móvil puede acabar hecho añicos.

Pantalla rota o estropeada: En las tiendas de artículos de broma se puede comprar un lápiz o una cera –pero también se puede hacer con una tiza y jabón- con el que dibujar sobre un escaparate o ventana las grietas que simulan que el cristal fue apedreado. La versión moderna de esta broma son las aplicaciones que le instalamos a nuestra víctima sin que se dé cuenta para que la pantalla de su móvil parezca dañada, con el consiguiente disgusto. En cualquier caso, con sólo tocarlo, el inocente verá que sólo ha sido engañado, pues no hay grieta cortante. Sin embargo, existe otra aplicación más sofisticada que hará pasar un mal rato al dueño del teléfono. Al primer toque, la aplicación “Broma pantalla rota” crea el típico patrón de una pantalla cuyo panel se ha dañado, con líneas verticales de colores. Es realista y desatará el pánico en el propietario de un teléfono caro.

Detector de mentiras: Aquí se supone que hemos instalado en el teléfono un detector de mentiras basado en la huella dactilar. La víctima sitúa su dedo sobre la pantalla y un escáner le analiza la huella mientras confiesa algo, enseguida determinará si la afirmación es cierta o no.

Traductor de perro: Al inocente se le explica que hemos descargado una aplicación capaz de traducir lo que dice su perro. Le acercamos el teléfono al animal y tras soltar un ladrido el teléfono simula estar analizando con un gráfico de ondas lo que nos intenta transmitir el can hasta que determina qué nos quería decir el perro y lo traduce a palabras humanas. Así funciona la aplicación “Broma de traductor de perros”. Lo realmente sorprendentemente es que en la tienda de aplicaciones de Google conviven otras Apps que aseguran, en serio, poder saber lo que nuestra mascota nos está diciendo.

Modificar la voz: Existen muchas Apps en las que podemos grabar mensajes con voces de lo más dispar, algunas amenazantes o que dan mucho miedo. También es posible simular escenarios de fondo por si pretendemos estar haciendo la llamada desde una comisaría de policía, un bar, etc.

Cargadores solares y por movimiento: Ésta es de las mejores. La víctima creerá mediante esta broma que el teléfono, sin panal solar alguno, se está cargado sólo con tenerlo a la intemperie un día soleado. La batería simulará estar cargándose con los rayos solares y el ingenuo contemplará asombrado este avance tecnológico que dejará en un segundo plano el pertinente cargador de enchufe. Una variante de esta broma son unas aplicaciones similares –“Sacude y carga” o “Agita y carga”- que invitan a pensar que el teléfono se carga moviéndolo de un lado para otro, gracias a la energía cinética. Podremos ver al destinatario de la mofa agitando su teléfono con vigor en plena calle ante la mirada atónita de los viandantes. Una tercera versión es otra en la que nos debemos creer que el móvil se está cargando sólo con mirarlo. Su nombre es “Cargador batería ojo broma”.

Descarga eléctrica: Por último, encontramos aplicaciones que simulan que la pantalla le ha dado un chispazo eléctrico al tocarla. Más de uno se asustará porque la acompaña un zumbido eléctrico bastante realista. Hay muchas Apps que realizan esta función.

 
(Sin votaciones)
Cargando…