Inicio / Tecnología / La fabricación digital tiende puentes entre el mundo real y el imaginario

La fabricación digital tiende puentes entre el mundo real y el imaginario

La potencia de la revolución que ofrece la fabricación digital es su capacidad para establecer puentes entre el mundo real y la imaginación: cada uno podrá fabricar en su casa los objetos que necesite, al momento, y no tendrá que acudir a una tienda física para adquirirlos.

Muestra de objetos obtenidos por impresión 3D. Anabel Pascual/EFE

Muestra de objetos obtenidos por impresión 3D. Anabel Pascual/EFE

Esa es la principal conclusión que se deduce al visitar la segunda edición M-Make, espacio dedicado a la divulgación de la fabricación digital y las tecnologías abiertas, en el marco del Mulafest 2014.

“Esto cambiará el mundo” y tendrá una “consecuencia brutal para el sistema económico”, ha asegurado convencido Adam Jorquera, uno de los cofundadores de la escuela Los Hacedores, organizadora del evento.

Jorquera ha señalado a EFE que gracias a esta “tercera revolución industrial” las cosas van a cambiar, porque la “asociación romántica con las marcas va a desaparecer”: uno mismo, por 1,5 euros, podrá hacerse unas gafas de sol y no se gastará 150 en unas de marca.

“Te sale infinitamente más económico”, ha apuntado, pero lo importante de esta “revolución” es que seremos “prosumers”, es decir, productores y consumidores.

Imprescindible formación


A pesar de que el mercado de las impresoras en 3D está repuntando y ofrece múltiples posibilidades, Jorquera ha hecho hincapié en que es preciso familiarizar a los individuos con esta nueva tecnología antes de que adquieran o se fabriquen su propia máquina, posible gracias a la tecnología “reprap” o autoreplicante.

Ejemplos de esta máquina que es capaz de hacer una copia pieza a pieza de sí misma están en el espacio de M-Make del Mulafest 2014 de la mano de la empresa “Clone Wars”, que permite tener una impresora 3D en casa por apenas 300 euros.

Sin embargo, Jorquera ha insistido en que antes de hacerse con este tipo de máquina “debemos enseñar este nuevo lenguaje: primero el espacial, el del modelado en 3D, y después, el de la programación, para poder diseñar e imprimir el objeto que necesitamos”.

“No es complicado”, ha destacado, cuya escuela tiene un taller para acercar a los niños a la creación de un modelo tridimensional.

La importancia de esta actividad educativa y divulgadora que realizan desde Los Hacedores es “empoderar al individuo de su capacidad creativa”, que no tenga miedo a acercarse a esta tecnología que le permitirá “tener lo que necesite cuando lo precise”.



Así, por ejemplo, si se te rompe una pieza de un electrodoméstico podrás acudir a internet, bajarte los planos y, por qué no, hacerte esa pieza que necesitas.

De aquí a 15 o 20 años “el que no sepa de programación y modelado será cercano a un analfabeto digital”, ha dicho, y se ha mostrado convencido de la democratización de esta tecnología en todos los ámbitos.

En el espacio, que estará abierto hasta el 29 de junio en Madrid, también tiene cabida la iniciativa de www.crowddesign.cc, un proyecto colaborativo en línea, cuya idea es que tú te fabriques tus muebles.

Luis Herranz, uno de los miembros de este proyecto sin ánimo de lucro, ha resaltado que “se trata de flirtear con el diseño libre” y la idea es que “la gente pueda diseñar y compartir sus diseños para hacerse sus propios muebles a unos precios más bajos”.

Álex Fábregas, otro de sus fundadores, ha sostenido que el proyecto se basa en la cultura del código abierto, es decir, que no tiene patente y la idea es compartir los diseños, así como “romper con la fabricación industrial y con los diseños protegidos”.

En cualquier parte del mundo puedes bajarte esos planos, sólo tienes que buscar a alguien que tenga una máquina CNC (o fresadora) y hacerte tu mueble.
(Sin votaciones)
Cargando…