Inicio / Tecnología / Las gafas Google Glass costarán menos de 400 euros, según desarrollador de aplicaciones

Las gafas Google Glass costarán menos de 400 euros, según desarrollador de aplicaciones

El director ejecutivo de la empresa Droiders, Julián Moreno Beltrán, ha dicho hoy en la presentación de un prototipo de las “Google Glass 2” que estas gafas, que podrían estar en el mercado el próximo verano, costarán menos de 400 euros.

 

El ingeniero de Droiders y uno de los desarrolladores de Google Glass, Julián Beltrán, posa con la montura de estas gafas interactivas

Rubén Martínez/EFE

Moreno Beltrán ha afirmado exactamente que su precio oscilará entre los 400 y 500 dólares (es decir, entre 295 euros y 370 euros), durante una demostración del nuevo modelo de gafas interactivas, con mejoras respecto a las primeras Google Glass.
Entre otras, un procesador más potente, acoplamiento a gafas graduadas y un auricular que reconoce la voz del propietario por las vibraciones de su laringe, así como una cámara que analiza su ojo para reconocerlo a él como dueño del dispositivo.

La empresa murciana “Droiders” recibió el primer prototipo de las gafas tras presentar recientemente la aplicación “GlassBlind” para ciegos, que permite leer a las personas invidentes gracias al traductor que desarrollaron a través de las “Google Glass”, o después de dar a conocer otro trabajo suyo denominado “Glassters Streamer” con el que retransmitieron por primera vez en el mundo una operación quirúrgica.

Esta empresa tiene la exclusiva en España del prototipo, que ha sido presentado a unas cien personas seleccionadas que asistieron hoy al Centro Europeo de Empresas e Innovacion de Murcia (CEEIM), en el campus universitario de Espinardo, en el marco del Grupo de Desarrollo de Google (GDG).

Indicó que estas gafas se pueden aplicar a cualquier campo y colectivo profesional que requiera trabajar con las manos y al mismo tiempo trabajar ayudado por las nuevas tecnologías empleando la voz.

Advirtió que este dispositivo, cuando esté en el mercado, contribuirá a terminar con el paisaje urbano que actualmente domina en las grandes ciudades con personas mirando al suelo con su teléfono móvil, ya que con las Google Glass se mira erguido e incluso se puede conducir mientras se está, por ejemplo, realizando una transferencia bancaria o cruzar una calle sin correr peligro de ser atropellado.

En el mundo financiero ha despertado expectación el dispositivo porque permitirá conocer el estado de las acciones mientras el usuario disfruta de su vida cotidiana, y se podrán ver datos de la Bolsa mientras, por ejemplo, se está andando por la calle.

Aquellas tareas que requieran de la manipulación también tendrán ayuda con este dispositivo como el caso de los talleres mecánicos que podrán reparar con precisión cualquier vehículo ayudado por Google Glass, dispositivo que advertirá al mecánico de cuál es la herramienta exacta que necesita y la pieza concreta que debe sustituir y cómo hacerlo con exactitud.

Como curiosidad, citó el estudio que realizan para que puedan emplearse movimientos de la cabeza que darán órdenes al dispositivo en momentos en los que se requiere intimidad y evitar así que sean escuchados los comandos que se transmiten de viva voz a las gafas de Google.

Otra aplicación permitirá a los arquitectos ver cómo quedaría decorada una vivienda in situ moviendo la cabeza hacia cualquier espacio de la casa que automáticamente se transforma en el diseño en el que ha trabajado el profesional, y Droiders trabaja actualmente en un juego que permitirá interactuar con espacios y objetos de la vida diaria.

La pequeña pantalla del dispositivo Google Glass en la que se entra en el mundo de internet puede colocarse en el ojo derecho o en el izquierdo, pensando en los zurdos.

El prototipo incluye una cámara de vídeo y fotos de 5 megapixels de alta definición, y una batería que por el momento tiene seis horas de autonomía.

Preguntado por los consejos a emprendedores de nuevas tecnologías para llevar a cabo sus proyectos en la cuna del sector, Sillicon Valley, respondió que lo primero de todo es salir al extranjero, un conocimiento perfecto del idioma inglés y una vez que se tiene un una buena aplicación, tener presencia física de tu empresa en California y un respaldo financiero que apoye tu idea. EFE
(Sin votaciones)
Cargando…