Inicio / Tecnología / Acaricia su fin el bombardeo de solicitudes sobre privacidad

Acaricia su fin el bombardeo de solicitudes sobre privacidad

Tras una semana en vigor del reglamento de privacidad en Europa, el final del bombardeo de notificaciones para obtener consentimientos para uso de datos personales se vislumbra próximo pero en el camino muchas bases de datos de pequeñas empresas habrían quedado casi vacías por un generalizado silencio social.

Periodismo de datos
Tras una semana en vigor del reglamento de privacidad en Europa, el final del bombardeo de notificaciones para obtener consentimientos para uso de datos personales se vislumbra próximo pero en el camino muchas bases de datos de pequeñas empresas habrían quedado casi vacías por un generalizado silencio social.
Así lo explica a Efefuturo el abogado Joaquín Muñoz, del despacho Ontier, quien advierte de que muchos pequeños servicios en internet, tipo boletines, y otros, se están quedando, en casos, con apenas el 5 por ciento de usuarios que tenían hasta ahora en sus bases de datos, o incluso menos.

Como es perfectamente lícito una gran mayoría de la población no se está manifestando de ninguna manera ante esas peticiones de permiso de uso de información personal que exige el reglamento a las empresas, advierte el abogado Muñoz, impulsor en su día de la primera sentencia del tribunal europeo sobre derecho al olvido, que precisamente ya se recoge en la nueva normativa europea.

De acuerdo al reglamento europeo, se interpreta como negación del uso de datos personales del usuario por terceros la no manifestación de postura alguna del afectado, algo que hasta ahora no era así porque la normativa permitía el consentimiento tácito o no expreso.

Ahora, el usuario debe informar de su consentimiento claro y explícito en el caso de que la empresa quiera utilizar sus datos personales para fines distintos a los inicialmente previstos y para lo cual fueron recabados, porque de lo contrario la compañía podría enfrentarse a multas millonarias.

Pedir consentimiento sin necesidad




Fotografía de archivo de teléfono móvil. EFE/Marta PérezFotografía de archivo de teléfono móvil. EFE/Marta Pérez


Se está dando la paradoja de que algunos negocios están pidiendo consentimiento incluso cuando ya lo tenían, aunque otros podrían estar haciéndolo porque los datos de usuarios de los que disponían no hubieran sido obtenidos mediante aceptación previa expresa y clara del afectado como exige el reglamento.

El interrogante que surge es qué pasará con todas esas pequeñas empresas y servicios de internet que han perdido una enorme cantidad de usuarios de sus bases de datos al no haber respondido a las comunicaciones sobre si aceptaban o no el posible uso de sus datos personales.

Joaquín Muñoz no descarta que estos negocios que han visto despobladas sus bases de datos decidieran emprender nuevas “estrategias” para captar el consentimiento del usuario que previamente no hubiera contestado a sus notificaciones.

El objetivo sería recuperar tras un nuevo intento, o a lo mejor más de uno, a esas personas anteriormente vinculadas a sus bases de datos pero que han dejado de estarlo, explica el abogado.

No se puede pedir consentimiento ilimitadamente


En ese caso, explica, las empresas no podrían recurrir a infinitas comunicaciones pidiendo de nuevo el consentimiento a un usuario que previamente no hubiera contestado para intentar conseguir por esa vía de la insistencia que se pronunciara en un sentido u otro si no hubiera un interés legítimo para ello.
“Tiene que haber siempre un juicio de ponderación entre el interés legítimo que pueda tener la empresa a la hora de seguir tratando la información para pedir el consentimiento y el derecho a la privacidad del usuario”, precisa.

Ángel Cuevas, profesor del Departamento de Ingeniería Telemática de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), cree también que “no durará mucho más tiempo” la avalancha de comunicaciones sobre privacidad de los últimos días, que “se está reduciendo ya” frente a las de hace una semana cuando entró en vigor el reglamento.

Este experto en privacidad, que es responsable de varios informes sobre cómo usa Facebook los datos de los usuarios, añade que las empresas grandes “ya han hecho sus deberes” y las pequeñas se irán adaptando de manera paulatina a la nueva regulación europea.

Reducción de correo no deseado


En los próximos días, prosigue, continuarán las comunicaciones sobre adaptación a esa normativa sobre privacidad, pero ya se percibe una disminución de correo no deseado (“spam”), que “disminuirá mucho en las próximas semanas”.

Asimismo el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, considera que está cayendo “sustancialmente” el correo basura con el nuevo reglamento sobre cuyo cumplimiento muchas pymes parece que han sido “mal asesoradas” al pedir de nuevo un consentimiento de uso de datos al usuario que ya tenían previamente.

Muchos pequeños negocios, desde webs, hasta boletines digitales u otros, “se están equivocando” con estas comunicaciones no requeridas legalmente si ya tenían aceptación del usuario, porque el silencio generalizado social está mermando sin necesidad sus bases de datos. EFE

aqr
(Sin votaciones)
Cargando…