Inicio / Tecnología / Nero, de grabador de DVD a puente entre dispositivos

Nero, de grabador de DVD a puente entre dispositivos

Muchos recordarán a Nero como aquel mítico programa para grabar CD y DVD. Esas funciones hoy en día han perdido protagonismo y sus fabricantes han reinventado el concepto en los últimos años hasta lograr un producto con muchas prestaciones, más de las que uno podría esperar en un primer momento. El Nero 2015, que sale a la venta el próximo miércoles 17, se podría definir como un “todo en uno” muy especial con el que cambiar la forma en que manejamos imágenes, vídeo y todo tipo de archivos.

Lo que viene a hacer el nuevo Nero es reordenar, simplificar y mejorar tareas que realizamos  habitualmente utilizando muy distintas vías. Pongamos algunos ejemplos, una persona puede editar vídeos utilizando desde el más básico Movie Maker, que viene de serie con el Windows, a programas más profesionales como Adobe Premier o un Final Cut de Mac. También puede pasarse archivos entre su móvil y su PC de sobremesa conectando el cable, subiéndolo a la nube, utilizando servicios como We Transfer o Dropbox…  No faltan tampoco programas que permitan cambiar el formato de un vídeo. En general,  un usuario con cierta experiencia puede crear una red doméstica en casa con distintos gadgets conectados. Bien, todo eso se puede hacer, pero lleva tiempo, requiere cierta pericia y no está al alcance de la mayor parte de la población. Se agradece contar con un único programa que permita realizar muchas tareas y si algo caracteriza al nuevo Nero es su versatilidad.


“Puente” entre dispositivos

Según explicaron esta semana en su presentación en Madrid el vicepresidente de la Ventas a nivel global de Nero, Daniel Benz y  el responsable de Relaciones Públicas, Eduardo Vento, Nero 2015 aspira a ser el “puente” perfecto entre los dispositivos de la casa. Para ello la compañía alemana ha diseñado unos menús sencillos donde encontrar lo que queremos hacer: copiar unas fotos, editar un vídeo, hacer una copia de seguridad de nuestro disco duro… Para algunos usuarios, los menús de ediciones pasadas del programa podrían ser un poco engorrosos.

En la demostración de sus funciones llamó la atención su editor de vídeo, sencillo, pero con la posibilidad de hacer nuevos y sorprendentes efectos de texto para nuestras películas y montajes. También destaca la forma en que se gestionan todos los archivos de nuestro ordenador. Con el aumento exponencial de la memoria de los discos duros y la voracidad humana a la hora de tomar fotografías en un viaje, uno se junta con miles de archivos de imagen no siempre fáciles de manejar. Pero lo más sorprendente es cómo podemos coger una película que tenemos en el ordenador y reproducirla en una tableta o en el móvil. El camino inverso también es factible. Es decir, ordenarle desde el teléfono que grabe en un CD unas fotos o unas canciones que tenemos en el móvil. Todo ese intercambio de archivos se ha simplificado en un entorno amigable. Aun así, está por ver si puede desbancar a servicios que ya incorporan las marcas o los sistemas operativos para que nuestros archivos estén disponibles desde el móvil, la tableta y el PC, léase los software propios de algunas marcas de móviles y los sistemas de almacenamiento en la nube de Android (Google Drive), Apple (iCloud) o Microsoft (OneDrive). Quizá mucha gente renuncie a Nero si esas opciones “de serie” ya le resuelven el problema.

Cambio de idea

Por otra parte, mirando más al futuro que al presente, pero la proliferación de cámaras y TV de 4K es innegable, Nero ha apostado porque el programa pueda trabajar con solvencia con vídeos en UltraHD, así como Blu-ray. En este ámbito, podemos cambiar el formato de un disco durante el proceso de grabación o mientras tenemos iniciado un proyecto de película de vídeo. Además, promete acortar el tiempo de grabación y conversión de archivos, una promesa con tintes de realidad con la experiencia que Nero lleva a sus espaldas. En resumen, muchas funciones que serán útiles para un porcentaje nada desdeñable de usuarios. Si lo ven en las estanterías de una superficie comercial no piensen que se trata de un programa para clonar DVD porque eso quedó atrás hace tiempo. El precio oscila entre los 80 euros de la versión estándar y los 100 de la Platinum. También puede comprar módulos sueltos, como el paquete de vídeo o el de copia –el mítico Burning Rom- por 50 euros.

 
(Sin votaciones)
Cargando…