Inicio / Tecnología / ¿Puede salvar vidas la publicidad digital?

¿Puede salvar vidas la publicidad digital?

Más allá de su originaria esencia comercial, la tecnología de la publicidad digital sirve ya para fines sociales tan relevantes como la localización y rescate de niños desaparecidos mediante alertas en móviles y se extiende a nuevas áreas, explica hoy Ari Levenfeld, director de privacidad de la plataforma publicitaria Sizmek.

smartphones para niños

Foto de archivo. Imagen de un niño con un teléfono móvil. EFE/Kay Nietfeld

Según el experto, uno de los artífices del reglamento europeo de protección de datos, esta tecnología se aplica en numerosos países incluida España, y se basa en el sistema de  alertas “Amber” que activa la notificación de información de menores desaparecidos,  que ha dado un nuevo paso al implicar a la industria de publicidad digital.

Solo en Estados Unidos cada 90 segundos se informa de un niño desaparecido o secuestrado; en 2017 el FBI registró más de 400.000 incidentes de este tipo, según los datos facilitados.

Las alertas distribuidas ahora con tecnología publicitaria que permite direccionar mensajes se lanzan con el nombre del niño y cualquier información del presunto secuestrador (marca, modelo del automóvil, número de matrícula, fotos)

Las mismas se distribuyen según criterios geográficos directamente a la población en el área en donde ocurrió el incidente.

El aviso, que se dirige a teléfonos móviles, ordenadores portátiles y tabletas, irrumpe en la pantalla para facilitar su visualización.  “Cuanto más rápida y localizada sea la distribución de la alerta, mayores serán las probabilidades de rescate”, explica el experto en una nota de prensa.

La infraestructura de este sistema de alertas se está extendiendo a nuevas funcionalidades como evacuaciones previas a un previsible huracán, tornado o tsunami, o la retirada urgente de ciertos alimentos o agua contaminada.

La alerta “Amber” es un sistema de notificación de menores desaparecidos surgido en EEUU en 1996, que ha dado un nuevo paso al implicar a la industria programática, y cuya denominación hace referencia a la niña de nueve años Amber Hagerman, raptada y brutalmente asesinada aquel año. Desde entonces, su implementación ha permitido el rescate de más de 992 menores. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…