Inicio / Tecnología / ¿Cómo predecir en tiempo real enfermedades y cibersabotajes con el “Big Data”?

¿Cómo predecir en tiempo real enfermedades y cibersabotajes con el “Big Data”?

EFEFUTURO.- Predecir enfermedades o cibersabotajes son algunas aplicaciones del “Big Data”, un conjunto de tecnologías de análisis “inteligente” de datos en tiempo real, cuyo uso se ha disparado por el aumento de sensores conectados a internet, según debaten hoy expertos internacionales en “Teradata Universe”.

Vista general de un centro de datos.

Datos. Recurso de archivo EFE/Susanne Lindholm

Se trata de la vigésima edición de este congreso, iniciado hoy, que es referente en Europa por el nivel de las ponencias sobre “Big Data”, y en donde participan empresas de la talla de Siemens, eBay, Vodafone, Desigual o Tesco, además de entidades financieras, institutos internacionales y analistas de consultoras tecnológicas, como IDC y Forrester.

Sensores, chips, móviles y otros dispositivos conectados a internet han disparado la cantidad de información disponible en el mundo.

Actualmente, “existe tecnología integrada y altamente eficiente” capaz de analizar todos esos datos en tiempo real, y darles utilidades muy ambiciosas, más allá de aquéllas para las que fueron originariamente creados, según ha explicado Hermann Wimmer, copresidente de Teradata, la multinacional tecnológica organizadora del congreso.

El “Big Data” es aplicable a todo en la vida: análisis de marketing, eficiencia energética, predicción de consumo, telecomunicaciones, valoraciones de riesgos en la banca, etc.

Con la tecnología, lo que hace ahora el cliente es “preguntar” a los millones de datos disponibles, y que una vez estructurados y organizados por el software, le responden al instante, con información que le permite tomar decisiones más “inteligentes” para ser más eficiente en sus negocios o actividades, según los responsables de Teradata.

Volumen de la información


Actualmente, las empresas se enfrentan a una situación que les desborda, al verse vinculados de alguna manera con “el 80 % de datos que hay en el mundo”, y que quieren utilizar para ser más eficientes pero no saben muy bien cómo, ha explicado hoy a EFE la directora de investigación de la consultora tecnológica IDC, Alys Woodward.

A modo ilustrativo, ha explicado que la información existente en 2020 equivaldrá en memoria informática al volumen de datos que implicarían 6,6 columnas de tabletas electrónicas superpuestas ocupando la extensión de la distancia de la Tierra a la Luna, cada una de ellas.

Recientemente, en 2013, el volumen total de información en el mundo suponía en memoria informática colocar tabletas en hilera hasta llegar a una distancia de dos tercios de la ruta de la Tierra a la Luna.

Protección


“La capacidad de las tecnologías actuales para el análisis masivo de datos debería ser regulado por los gobiernos para proteger la intimidad de las personas”, ha advertido la experta.

“Debe evitarse que las tecnologías hagan públicos datos íntimos que la gente que no quiere que se conozcan”; ha advertido de que las aseguradoras podrían rechazar a ciertas personas si supieran de antemano que desarrollarán enfermedades.

Además, el acceso indiscriminado a datos personales podría crear también problemas serios a víctimas de violencia o de conflictos, ha dicho, lo que exige garantizar un uso adecuado de todo este potencial del “Big Data”, ha añadido.

Uso generalizado


La automoción y la sanidad son sectores que podrían experimentar pronto un uso muy generalizado del “Big Data”, dada la previsible expansión de vehículos conectados, y el aumento de dispositivos “ponibles” para medir en tiempo real parámetros de salud, ha precisado por su parte a EFE el director general de Teradata España, José Andrés García.

De hecho, empresas como Volvo usan desde hace tiempo la analítica “inteligente” de datos en temas de seguridad de sus vehículos. Otro sector con gran implantación del “Big Data” es el energético, para mejorar la eficiencia y reducir cibersabotajes, con la llegada de los llamados “contadores inteligentes”.

En el ámbito farmacéutico, el responsable de Roche en Biométrica y Análisis y Programación Estadística, Christian Müller, se ha referido a la reciente inmersión del laboratorio en el “Big Data”, un mundo en donde la frontera de lo accesible o no aún no está claramente definida, y varía dependiendo de las legislaciones, ha dicho.

En Europa, la normativa de acceso a los datos “suele ser más restrictiva”, ha recordado, tras precisar algunos de los retos de Roche con el “Big Data”; por ejemplo, una más eficiente segmentación y jerarquización de los procesos relacionados con ensayos clínicos.

Asimismo, mejorar la búsqueda de localizaciones para nuevos centros de investigación, más próximos a entornos con mayores volúmenes de pacientes que necesitan ciertos fármacos y médicos especialistas en trastornos específicos.

El responsable de analítica de cliente para Europa de eBay, Suresh Pillai, ha destacado los beneficios del “Big Data” a la hora de conocer mejor al usuario. Para ilustrar la enorme cantidad de datos que maneja su empresa ha dicho que sólo cada 1,8 minutos se vende un televisor LCD.

Desde el Instituto Karolinska de Estocolmo, una institución universitaria médica, en Suecia, se ha insistido en cómo el “Big Data” puede ayudar a reducir la ignorancia en el mundo. EFEFUTURO
(Sin votaciones)
Cargando…